ITINERARIOS DE ESQUÍ DE MONTAÑA EN LOS PIRINEOS

CULIBILLAS (2528 m)

El itinerario que se describe incluye un descenso espectacular en la cara NE de esta montaña que a pesar de no destacar especialmente por su altura tiene un ambiente muy alpino. Este itinerario requiere un cierto nivel técnico ya que tiene varios puntos de paso obligado con una pendiente pronunciada. Aparte de eso, lo más importante a tener en cuenta es que discurre por laderas muy propensas a que se produzcan aludes de grandes dimensiones debido a que se acumula gran cantidad de nieve y se forman grandes placas de viento con los frentes de S y O. Por ello, sólo se debe abordar con la nieve totalmente estabilizada, teniendo en cuenta que aquí la nieve tarda bastante en asentarse por ser una zona muy resguardada.

Punto de partida Aparcamiento de Anayet (1730 m)
Desnivel acumulado 820 m
Duración aprox. de la ascensión 2 1/2 h
Orientación NE
Nivel de dificultad S4

Partir del aparcamiento de Anayet y ascender paralelos a la pista de esquí del mismo nombre en dirección S hasta aproximadamente los 2000 m, donde encontraremos una vaguada muy visible que desciende por el valle que queda a nuestra derecha, desde el mismo pie del Pico Royo que es la pirámide rocosa que cierra el valle por la izquierda, fácilmente identificable.

Nos separaremos de la pista y subiremos cómodamente por la vaguada hasta un amplio llano. Subir haciendo zig-zags por una pala algo más inclinada situada al oeste de ese pico, y tras un rellano, continuar subiendo hacia el SO por una zona en la que de nuevo la pendiente se incrementa, hasta alcanzar un pequeño collado sobre la Canal de Izas situado a unos 2390 m. En ese punto giraremos 90º hacia el NO, para ascender unos sencillos resaltes que quedan a la derecha del collado. Según la cantidad de nieve, es muy posible que en ese tramo nos tengamos que quitar los esquís. Poco a poco la pendiente se va suavizando, hasta que lleguemos a una zona casi plana, donde hay una cota secundaria de 2466 m que rodearemos por la izquierda. Es importante que recordemos este punto de cara a la bajada, ya que es la entrada al descenso.

Seguiremos por una zona con escasa pendiente hasta un punto en el que tendremos que descender ligeramente a un pequeño collado, en el que comienza el último tramo de la ascensión, que es la arista que desciende desde la cima. Antes de ese pequeño collado habremos dejado los esquís, ya que lo más probable es que la arista la tengamos que subir y bajar andando.

La ascensión por dicha arista no tiene porqué plantear ningún problema. Así alcanzaremos la cima.

La bajada la haremos por el mismo itinerario hasta justo antes de llegar a la mencionada cota de 2466 m, también llamada Espalda de Culibillas, donde comienza un tubo que nos abre el acceso a las amplias palas de la vertiente NE.

El primer tubo tiene una cierta pendiente y nos obligará a extremar las precauciones, sobre todo si la nieve está dura. Así llegaremos a un circo con forma de anfiteatro, colgado sobre el valle. Saldremos de él por el lateral derecho, donde encontraremos un segundo tubito, más fácil, que nos depositará en una zona más llana.

Para alcanzar el valle desde allí hay varias opciones que habremos estudiado desde abajo al iniciar la ascensión. La más sencilla es un tubo con cierta pendiente que comienza bajo un arbolito que nos puede servir de indicación para encontrarlo desde arriba. Durante la subida, cuando estudiemos desde abajo la mejor opción para este tramo, tomaremos alguna referencia (como el árbol mencionado) que nos ayude a localizar la entrada al tubo que se haya elegido.

Así llegaremos al valle que forma el Barranco de Culibillas, y desde allí por terreno sencillo alcanzaremos el punto de partida, aparcamiento de Anayet.

 

 

 

AGRADECIMIENTOS Y COLABORACIONES ÚLTIMAS ACTUALIZACIONES ADVERTENCIAS SOBRE SEGURIDAD

Actualizada el 16/9/09

Queda prohibida la utilización de los textos y fotos publicados en esta web sin la autorización expresa del autor.

Copyrigth © 2008 - www.limboblanco.com